close


The news is by your side.

Guerra entre traders y cazadores scam en Twitter ¡Sacan trapos sucios!

El personaje apodado “Profesor Maverick” entra en el ojo del huracán, por los mismos que ha estado “destapando” como estafadores

2.788

El escenario criptográfico parece estar en una etapa sumamente convulsiva, los escándalos cripto de alto perfil, el bear market, y la rapidez con la que surgen y se diseminan los scams, mantienen a los usuarios de las criptomonedas en estado de alerta.

El año 2022 también destacó por entusiastas criptográficos que apostaron en afianzarse como “guías” y “justicieros” cripto, fue un año en el que se realizaron múltiples “cacerías de brujas”, algunas con justa razón, lo que llevó a estos “cazadores” a hacerse más populares.

Entre estos llamativos justicieros se encuentra el personaje que actualmente entró el ojo del huracán, el “Profesor Maverick”, y es que después de hacerle seguimiento a identificados scammers como Delox-Miguelox y Marcianotech, llegó su turno de ser «expuesto».

Así empezó

Se podría decir que el principal detonante comenzó a chispear cuando el Profesor Maverick, @Maverik007FX, dio inicio a una especie de “evento”, a finales de diciembre, a través de Twitter: los premios “EXCREMENTO2023”.

En dicho tuit propuso a sus seguidores clasificar a los scammers que ya había venido denunciando, y algunos otros que tenía en la mira.

El 24 de diciembre incluso indicó que iba a otorgar 1.000 USDT a tres ganadores que escogería entre los votantes de los “premios”.

E indicó que los ganadores se darían a conocer una vez terminadas todas las votaciones de cada categoría, en una “gala de premiación” que realizaría.

Podría decirse que, la situación alcanzó un punto álgido cuando el Profesor Maverick propuso a los personajes en las categorías:

  • “Estafa NFT del año”
  • “Token estafa del año”
  • “Colaboración más asquerosa entre estafadores del mundo cripto”
  • “Peor recomendación pagada del año”
  • “Estafa más inesperada del año”

Tuits en los que colocó seudónimo, foto y proyecto a los “nominados”, entre estos se mantuvo de forma reiterada a algunos como Salomundo y Marcianotech.

De hecho, Salomundo (@salomondrin) -también conocido como Tío Salo-, estuvo presente en todas las categorías diseñadas por el Profesor Maverick, y este el que inició una campaña de cacería y exposición en contra de este.

La respuesta

“La demanda lo va a balancear no nos preocupemos! Que disfrute la atención”, dijo @salomondrín.

Quien a partir de allí empezó a tirar “indirectas” en diversos tuits, sin citar al Profesor Maverick.

Mientras tanto, este no pareció sentirse amendrentado al respecto, porque profundizó un poco más sobre @salomondrin:

“Este estafador serial Salomundo que se robó más de 25M con su estafa de NFT rudegolems (…) y amenaza q me va a demandar si le saco video contando sus fechorías. Así que de urgencia le voy a sacar un video defenestrándolo a ver si cumple y me demanda”, provocó.

Llegó al punto en el que @salomondrin aseguró que al que le diera el nombre real de el Profesor Maverick le daría $5.000, asegurando que “lo destruiría”.

A lo que volvió a salir a la luz un evento relacionado con el Profesor Maverick, que se remite a noviembre de 2021.

Trapo sucio

Resulta que el Profesor Maverick promocionó como “la mejor inversión”, la venta de un token que nunca existió, video que ya no se encuentra en su canal de Youtube porque fue eliminado.

El supuesto juego estaría basado en la liga Ultimate Fighting Championship (UFC), con tecnología blockchain implantada en su sistema, de manera que fuese posible comprar y comerciar con los luchadores en formato NFT (token no fungible),

El token que se vendía era UFCT, desarrollado en la Binance Smart Chain (BSC). Estaba a la venta en la página del supuesto videojuego, en donde se vendían 7 UFTC por 1 BNB, que es la criptomoneda nativa de la red BSC.

Además, las imágenes compartidas del videojuego, en realidad, pertenecían a un viedo juego llamado EA Sports UFC Mobile 2.

Sucedió que los creadores de la página web ufccryptogame.com. desaparecieron luego de recaudar alrededor de 560 BNB (aproximadamente de USD 325 mil) en tres días, por la venta de un token que supuestamente serviría para un videojuego de la UFC.

Después de esto, el Profesor Maverick se enfocó en denunciar estafadores de su canal, muchos de los que lo denunciaron en su momento consideran que lo hace como un medio de “blanqueo” para recuperar la confianza de los usuarios cripto.

El desarrollo

La cacería llevó a una investigación por parte de los usuarios de twitter, algunos aseguran que el profesor Maverick sería un ecuatoriano y que antes solía llamarse “Doctor Macias”, o Milton Macias, otros aseguran que se llama Kevin José Macias Días.

Esto, fue desenterrado -en mayor parte- de investigaciones anteriores cuando ocurrió lo del token UFCT.

En 10 minutos ya estaban hasta dando direcciones vía twitter.

A lo que el propio Profesor Maverick respondió llamarse Roger Pérez Romero, instando aun más a @salomondrin a intentar denunciarlo, para hacer lo mismo tras su estafa.

Los ataques por Twitter se intensificaron, @salomondrin insiste en que Profesor Maverick debe pedir perdón por su difamación. Mientras tanto, el personaje insiste en que lo desenmascarará en su próximo video y que espera la demanda.

Finalmente asegura tener toda su identidad personal, indica que el Profesor Maverick es “un niño”, pero que igual va a obtener su castigo.

Sin embargo, todo llegó un punto que a muchos les ha parecido excesivo. Las vulgaridades, ofensas y amenazas subieron de tono, en lo que algunos catalogan como un «triste espectáculo».

¿Conclusión?

Al final, muchos destacaron el hecho de que todos los involucrados eran unos hipócritas, y que los “esfuerzos” realizados por @salomondrín por obtener justicia son ridículos, porque este sí habría estafado a sus seguidores por medio del juego de los “Rudegolems”.

También fue criticado por sus conexiones y colaboraciones públicas con Delox, quien de hecho ha respondido a esta polémica con su apoyo a @salomondrín.

“No entiendo porque os ofende tanto esto. La triste realidad de la comunidad crypto es que todos intentan estafarte de alguna forma, cada uno mira por su bolsillo. No he visto a un solo canal de cryptos que se le vea trigo limpio 100%”, @Henry81467926.

En conclusión, ambos quieren demandarse por difamación, y por estafadores… cuando todo indica que ninguno tiene las manos limpias.

Descargo Responsabilidad

Los comentarios están cerrados.